Aprender a diferenciarlos es muy importante

Hambre REAL: Aparece de a poco, puede ser cualquier alimento, dejás de comerlo cuando estás satisfecho. Hambre EMOCIONAL: Aparece de repente, tiene que ser exactamente el antojo que se presenta, debe ser ahora, seguís comiendo aun si estás satisfecho